Aprendizaje de película


will smith

Aprender es un proceso que requiere de disposición y mucho interés.

Los medios de comunicación tienen un gran impacto en la sociedad, todavía nos debatimos en el dilema si es el medio un reflejo de lo que somos o somos un reflejo de lo que vemos en ellos. Apoyándonos en lo segundo podemos decir que las películas pueden funcionar como grandes escuelas, de ellas podemos aprender historia de una manera muy entretenida, de hecho, el uso de vídeos en las escuelas para enseñar tiene un impacto muy positivo en los niveles de aprendizaje. Y es que el mensaje se produce de una manera diferente, así nos atraparon las primeras enseñanzas, de la mano de los abuelos quienes con su particular forma de contar las historias para hacernos caer en cuenta de los valores que debemos tener, recurrían a cuentos contados de manera muy entretenida.

Una de las fallas de la educación es que ha perdido esa magia, pese a la alta tecnología con la que se cuenta. Pero gracias al cine, podemos aprender sobre ciencia, sobre la vida, el respeto, el amor, la guerra y cualquier otro tópico. Y vaya de qué manera lo hace.

mujer mirando el movil

Pero para ver películas no necesitamos ir al cine, también podemos verlas en cualquier lugar, a parte de la casa gracias a las tabletas y teléfonos celulares. Así que, en cualquier lugar, tenemos acceso a ese aprendizaje que ellas nos proveen.

Muchas veces se recurre a ellas en talleres de formación para expresar de una manera llana y al mismo tiempo con la carga emotiva que tienen, mensajes que darlos de otra manera verían disminuido su impacto, en ocasiones, se ve la película y luego se analiza y de esa forma se enseña el punto que se necesitaba que las personas de interés aprendieran. En busca de la felicidad, es una de esas tantas que se usan para cursos y talleres de motivación. Es protagonizada por Will Smith y cuenta la historia de un hombre trabajador, amante de la familia y cargado de sueños y buenas intenciones que busca abrirse paso en la vida; pero una sucesión de infortunios lo aqueja, la ruina económica lo golpea con severidad, su esposa ya no consigue la forma de seguir con esperanzas y ante la adversidad, lo deja con su hijo mientras ella se va a Nueva York en busca de mejores ingresos.

escena de en busca de la felicidad

El drama que vive este hombre con un niño, sin dinero suficiente, durmiendo y comiendo en casas de abrigo, buscando una nueva cada noche, mueve las fibras más profundas de cualquiera. Él usa lo que tiene a su alcance para transmitirle a su pequeño hijo que hay que seguir adelante y luchar pese a las adversidades y le dice que nunca deje que nadie le diga que no se puede. Mientras tanto estudia, se prepara para conseguir un puesto como asesor financiero. Es un mundo muy difícil, pero él tiene claro que tiene las condiciones para salir adelante, su talento es acompasado con una gran disciplina y fuerza de voluntad.

Finalmente consigue el trabajo y más tarde llega a convertirse en un hombre exitoso en ese mundo tan competitivo. Siempre fue auténtico, inteligente y honesto, es la historia real de Chris Gardner.

La moraleja, trabaja duro, y nunca te des por vencido. Pero ese mensaje es tan corto que cualquier profesor pudo explicarlo a sus alumnos muy rápido. Sin embargo, la película, el manejo de las emociones, el proceso de transmitir el mensaje gota a gota, tienen un efecto con el que el profesor no puede competir y por eso lo usa como herramienta para lograr el objetivo de que sus alumnos aprendan.

Previous La magia del cine en interiores
Next Aunque se vea fácil puede ser difícil