Después de la película


cara de duda

Para llegar con un mensaje a una audiencia y lograr que este produzca un cambio en él hay algo que es fundamental a considerar.

Corazón Valiente, Gladiador, Troya, La Lista de Schindler, El Patriota, La Pasión de Cristo, Código Da Vinci, por solo mencionar algunas películas de las últimas dos décadas, tratan en sus diferentes géneros de llevar un mensaje al espectador y saben que para ello necesitan captar su atención.

Aprender es un proceso que vive cada individuo y decimos que se da cuando este es capaz de modificar su comportamiento, cuando este comienza a actuar y pensar de manera diferente. El cine ha sumado enormes esfuerzos para tratar de llevar un mensaje de manera masiva. Los avances en materia audiovisual ahora permiten que la fidelidad de estos sea mayor.

La realidad, que es aumentada por los efectos creados con la intensión de hacer cada sonido, de cada imagen visual un estímulo más atractivo terminan por atrapar al espectador en una mezcla de paisajes, atmósferas, historias con un componente importante de dramatismo que no deja que el receptor no tenga otra alternativa que sucumbir a los embrujos seductores de la obra presentada.

ver en casa

El ambiente del aprendizaje es muy importante. Para llegar a un receptor es ideal que este se abra y reciba con mayor fidelidad el mensaje que se le está presentando. No es una casualidad que las salas de cine cada vez sean más cómodas, que haya cotufas y golosinas, perros calientes, bebidas refrescantes y ahora incluso comida gourmet y licores en salas exclusivas, es un negocio redondo por donde se vea; pero todo termina produciendo una sensación  de entrega a lo que se recibirá, luces apagadas, silencio en la sala y todos atentos a la película, es el caldo de cultivo ideal para enviar un mensaje porque el receptor está esperando que lo hagas aunque ni siquiera lo sepa. Él solo fue al cine a ver una película.

En el caso de las películas vistas en casa, pasa lo mismo, todos se reúnen apertrechados con todo lo que comerán durante la película y la regla es que nadie interrumpirá la velada, todos tienen su atención en lo que pasará en la pantalla. Ahora con el desarrollo de tecnología para sonido y video en casa de altísima calidad, podemos tener una experiencia muy similar a la de una sala de cine, con el elemento a favor de que podemos ver la película acostados si eso es lo que nos place.

Dicen que las historias son escritas por los vencedores y que es solo una cara de la monda; pero ahora esas historias están en la dimensión del cine y son los directores en función de sus intereses, los que terminan marcando el camino. Cuando promocionan una película que tiene su base en una historia de la vida real, no nos dicen vea la verdadera historia, venga a ver la película que le diremos cuál es la verdad, no en lo absoluto, solo nos invitan a ver una gran historia, con un reparto de primera línea, escenarios increíbles y efectos especiales de la más alta calidad.

Solo al final de la película, o unas pocas veces al comienzo, nos dicen es una película inspirada en hechos reales; pero ¿Quien le presta atención a eso? Al final todos terminan diciendo que esa es la historia.

cine con palomitas

Una vez mi hijo me preguntó ¿Papá quienes son los malos, los americanos o los vietnamitas? ¿Qué le hubiese respondido Ud.? En una película de Superman todos saben quiénes son los malos, en la de Hulk, el hombre increíble también; pero en las películas con base histórica, parece que los malos son los que pierden en la película y generalmente los que ganan son los que la produjeron.

Las películas tienen un increíble impacto en la forma como vemos el mundo y actuamos en función de la percepción que tengamos de las cosas. Tal vez la próxima vez que veas un film en la que la amante que acaba con un hermoso matrimonio es una mujer latina, te detengas a pensar un poco, oye, qué cosas, parece que en todas las películas la esposa nunca es la latina, siempre es la amante, ¿será que…?

Previous Logra el financiamiento para tu cortometraje
Next Alquilar muchas veces es la opción menos costosa