Hoteles de película


grabacion de pelicula

¿Qué cosas no pasan en los hoteles? Hay tantas historias que contar, que el material es suficiente para que cualquier escritor desarrolle cientos de guiones para ser mostrados con la magia de la gran pantalla.

Una historia que comienza en un lugar fantástico, él deja su pueblo en un apartado lugar de España, en donde su vida transcurría con normalidad, hasta que recibe la carta de una antigua novia que le cambió la vida. Con aquella novia había vivido los mejores momentos de su juventud, que ahora a sus 35 años comenzaba a abandonarle.

Era una mujer encantadora, hermosa, llena de fuego y que lo invitó a dejar aquél pueblo para ir en búsqueda de nuevas oportunidades. Después de aquella invitación no la volvió a ver y solo recibía de ella cartas, una vez por mes, cosa que hizo durante 10 años. Le contaba las maravillas del lugar donde trabajaba, le hablaba sobre lo felices que serían juntos de él estar allí con ella.

¿Qué sucedió?

Un día ocurrió algo inesperado, recibió una carta que le decía que la fortuna le había sonreído y que quería compartirla con él, su mejor amiga y compañera de cuarto se casaría con el dueño de varios hoteles en Barcelona, ciudad donde ella estaba y su suerte cambiaría para bien, razón por la cual tenía una invitación para que él fuese a la boda.

Muy motivado abrazó la idea y en un mes estaba en una magnífica fiesta, disfrutando de una estupenda velada con aquella mujer maravillosa con la que seguramente haría una vida nueva. Pero la vida tiene sus propios caminos, y Juan, aquél hombre del pueblo, nunca imaginó que quedaría prendado con los encantos de la recién casada mujer, quien por esas cosas de la vida, tuvo el mismo sentimiento por el hombre más amado de su mejor amiga y compañera de cuarto.

pasion

En un arrebato de pasión, el alcohol y el deseo unieron aquél fuego en un reducido y apartado espacio del hotel donde se celebraba la boda. Ese sería el comienzo para que la sosegada vida que llevaba Juan, las esperanzas de su ex novia de tener una vida con él, el golpe de suerte en la vida de su amiga y el futuro de aquél empresario hotelero cambiarían para siempre.

El turismo y los hoteles van de la mano y las películas son una forma muy inteligente de promover destinos para viajar. A través del cine, la televisión y ahora internet, se pueden dar a conocer lugares maravillosos y al mostrarlos en una historia, con los recursos tecnológicos existentes para que el público quede deslumbrado, el impacto logrado puede hacer mucho por un destino turístico.

Hoteles y películas

pretty woman

Debes haber visto la película Pretty Woman, que marca la relación que surge entre un hombre de negocios y una vulgar dama de compañía. El ambiente, el  Four Seasons Hotel Beverly Wilshire, entre risas y alguna que otra lágrima podrás disfrutar de esta comedia. Esta localización ha sido muy usada para escenas de inolvidables obras del séptimo arte.

Pero no todo es romanticismo, el terror y el suspenso también encuentra refugio en los hoteles. En la Gran Depresión, se construyó el hotel Timberline Lodge u Overlook Hotel, también llamado así por los cinéfilos, allí se filmó El Resplandor y cada 31 de octubre hacen su fiesta de Halloween, con el ambiente de la película.

A veces más explícita, otras algo encubierta, los hoteles suelen hospedar no solo a turistas, sino a ideas que gracias a ellos cobran una vida especial.

Previous Aunque se vea fácil puede ser difícil
This is the most recent story.