La magia del cine en interiores


grabando una escena

Una cosa es la realidad real y otra la realidad de la película.

Las películas son emprendimientos que pueden llegar a ser sumamente costosos, terminan siendo una apuesta de alto riesgo. Todo se sabe una vez que está en las salas de cine y el público decide ir a verlas o no. La competencia es increíblemente fuerte y los costos cada vez son más cuesta arriba, mantenerlos a raya puede significar no quedar endeudado luego del lanzamiento y no tiene que irle mal para que eso suceda, si estos son desproporcionados incluso teniendo buena taquilla la operación termina con pérdidas.

Un ejemplo de películas que con bajo costo lograron alcanzar la cima de las taquillas fue Rocky, con menos de un millón de dólares produjo ganancias superiores a los 250 millones, eso sí es un negocio. Pero además de ello le sirvió a Sylvester Stallone como plataforma de despegue para una carrera llena de mucha acción, fama y dinero.

Otra famosa cinta que logró con poco presupuesto hacerse también con 250 millones de dólares fue El proyecto de La bruja de Blair, solo que en este caso los costos fueron de 20 millones y así películas como Viernes 13, Actividad Paranormal, entre muchas otras.

rocky balboa

Pero no hay una regla para hacer dinero produciendo películas, por mencionar algunas, Piratas del Caribe: En El Fin Del Mundo costó 341 millones y recaudó la astronómica cifra de 1.100 millones de dólares. Si notas la relación entre el gasto y el beneficio entre Rocky y Piratas del Caribe, puedes notar que el primero invirtió un 4% de lo que se ganó, mientras que el segundo hizo una inversión del 31% de lo que se ganó. ¿Qué tal te parecen las cifras?

Otras que destacan en esta última lista son Avatar o Titanic. Lo cierto es que ser exitoso en este difícil negocio no tiene una fórmula; pero cuidar los costos en cualquier emprendimiento siempre es buena conseja.

La habilidad para grabar en estudio y que transmita las sensaciones como si fuese en el mundo real puede hacer de una nave industrial una muy buena opción. Su amplitud y el diseño de estas estructuras son ideales para este tipo de trabajo, recrear naves espaciales en su parte interna, ponerlas a volar gracias a grúas internas, entre otras, le permiten controlar mejor los escenarios de filmación. Todos sabemos que los cambios climáticos llegan sin aviso y que pueden hacer estragos con un set de filmación ¿Por qué no hacerlos en interiores y en espacios en donde podamos recrear artificialmente lo que queremos proyectar? Hacerlo puede aportarnos mayores precisiones y ahorrarnos costos; pero sabemos que todo dependerá de los directores, hay muchos de ellos que prefieren los escenarios naturales.

escena de matrix

Filmaciones como las de la película Matrix, en donde Neo, el protagonista hace demostraciones de como pelea con Morpheus y ambos parecen estar en un estado de ingravidez y realizar proezas increíbles. Todo eso se logra gracias a arneses y cuerdas que perfectamente se pueden trabajar en estas naves, además se pueden alquilar para usarlas mientras dure la filmación, es una opción, no digo que todo se haga en interiores; pero es un excelente recurso que tenemos a mano y sobre todo a buen precio y con estricto control de lo que sucede.

Previous ¿Audífonos para ver?
Next Aprendizaje de película