Logra el financiamiento para tu cortometraje


corto

Alcanzar muchas de las metas necesita no solo de talento y ganas, el dinero también es necesario. Muchos proyectos se quedan a medio camino y aunque la voluntad sea muy grande, la falta de dinero impide su consecución.

No se trata de trabajar duro, con paciencia e incansablemente, se trata de trabajar con conocimiento de cómo se deben hacer las cosas para alcanzar los objetivos que se han propuesto.

El mundo del arte, el cine, la literatura, el emprendimiento en su más amplio aspecto está lleno de historias que relatan una realidad triste y llena de vicisitudes, proyectos que nunca prosperan, obras que se quedan en el papel, y mucho de esto tiene que ver con la falta de conocimiento de cómo obtener un préstamo que le permita a la maquinaria productiva activarse y conseguir sus propósitos.

pensativo

Como ejemplo puedo mencionar los cortos o filmaciones de corta duración, la cantidad de ideas se pierde de vista; pero estos artistas, directores, creadores, adolecen de información conveniente para apalancar sus ideas. Hay que tener claro, que no por buena la idea logra prosperar, necesita del acompañamiento de un plan viable que atraiga el interés de quien cuenta con los recursos económicos para apoyarla. Muchos realizadores creen que su talento no es bien valorado, lo cierto es que no se trata solo de talento, se trata de dinero, si es una idea que no generará dinero y no les dices a quienes lo tienen cómo podrán obtener un beneficio tangible si apoyan a la idea, entonces no habrá interés.

Si no cuentas con el dinero suficiente para realizar un corto y tienes que acudir a un prestamista, debes tener un plan de negocios, eso significa que debes buscar a un economista, a un mercadólogo o un administrador que te ayude a levantar la información que un financista busca. Generalmente necesitan saber cuál es el objetivo del proyecto, cómo lo lograrás, cuántos recursos  necesitas para lograrlo, cuánto dinero necesitas, cuánto dinero podrás generarle en beneficios y en cuánto tiempo; eso tiene que ver con el tamaño del mercado al que se apunta y sus potencialidades para comprar el producto, además deben saber cuáles son las limitaciones que tienen por delante.

Con esa información el financista podrá tener un escenario por delante que le permitirá tomar la decisión de apoyarte o no y con cuanto en caso de que la respuesta sea positiva. Es por eso importante que consideres no enfocarte solo en el trabajo creativo para la producción audiovisual, sino que debes ser lo suficientemente creativo para incorporar en el equipo alguien que se encargue del asunto como un negocio. Debes entender que hasta para una fundación sin fines de lucro el dinero es importante para poder desarrollar su trabajo con éxito, no importa el tamaño del evento, proyecto u organización, siempre hará falta el dinero para cumplir los objetivos.

plan idea

Ponte a trabajar en tu plan de negocios porque sin él, las cosas funcionarán mejor de lo que esperas. Hazlo antes de acudir a páginas web de crowdfunding, que están muy de moda, para lanzar tu proyecto al ruedo y esperar recoger la cantidad de dinero que necesitas para tu negocio. En el caso de los bancos, tu plan de negocios debe estar ceñido a las reglas de los bancos y eso va a depender del país en el que te encuentras, un profesional de la economía o de la administración, serán fundamentales, porque ellos están formados para expresar las ideas en función de las necesidades de la banca y además usando los códigos adecuados.

En el caso de que optes por un prestamista independiente, una explicación con los puntos mencionados quizás sea suficiente, en este caso la garantía para lograr el préstamo es un elemento que debes considerar muy bien. Todo dependerá en gran medida del alcance del proyecto audiovisual y por supuesto de la cantidad de dinero que necesites para llevarlo a cabo.

Previous Los efectos especiales en la pantalla grande
Next Después de la película