Como en los viejos tiempos


haciendo zapping

¿Desde cuándo no ves una película en casa con tus amigos?

El hecho de que ya no estés en la escuela y no tengas 15 años no es una limitación. Es una de las cosas más entretenidas y seguras que podemos hacer, no importa qué edad tengas ahora, siempre hay una buena excusa para compartir con los amigos. Una buena idea puede ser ver uno de esos grandes clásicos con los avances tecnológicos actuales, un buen sistema home theater, una buena pantalla HD y por supuesto la mejor compañía.

Ahora quizás estés necesitando bajar de peso al igual que tus amigos; pero para eso tenemos en España a IMEO, ellos que se encarguen de ayudarnos con el peso y la grasa corporal y nosotros nos encargamos de la parte más divertida de la vida. Por una vez que te hagas una reunión para ver una película y te hartes de golosinas y pizza, tu cuerpo podrá perdonarlo, incluso es algo que tu nutricionista seguro aprobaría. Como sabes el problema está en los excesos y probablemente no veras películas todos los días, es algo especial. Puedes verlo como un #TBT, un momento retro, un reencuentro para hablar de las cosas que hacías antes y poder saber que están haciendo tus amigos.

reunion de amigos

Es muy saludable compartir con tus seres queridos de la infancia y de la adolescencia, es por eso que está tan de moda la onda retro y tiene tiempo y no suelta las preferencias inclusive de los que no la vivieron, como probablemente tu sí.

Lo primero es que antes el licor estaba prohibido, ahora eso es cosa del pasado que es una de las pocas cosas que no queremos recordar, después de todo para qué, si ahora puedes beber sin pedirle permiso a nadie. Si te sientes muy culpable con lo que comerás no está demás que compenses con preparar snacks mucho más sanos de los que comías cuando joven, sin tanta salsa, lo que si no puede faltar son las palomitas de maíz o con mantequilla, ahora como tienes un mejor manejo del dinero, puedes comprar cantidades para darse un banquete.

netflix

La película la puedes escoger por consenso con los invitados a la reunión y no necesariamente tiene que ser de las clásicas, pueden perfectamente irse por una en estreno, el asunto es que todo debe ir encaminado a pasarla bien. No hay nada como sentarse a recordar momentos que marcaron nuestras vidas, quizás tengas algunas fotos que puedas sacar, te aseguro que las carcajadas y las sorpresas no se harán esperar.

Muchas veces el trabajo nos tiene tan agobiados que se nos olvidan hasta los amigos, a quienes quizás veamos con cierta frecuencia; pero con los cuales no establezcamos ni siquiera una conversación de 5 minutos para saber cómo andas sus cosas. Tal vez algunos de ellos se extrañen al recibir una llamada tuya para tan peculiar reunión, pero estoy casi seguro de que será algo que les encantará. Disfruta de cada momento que la vida te da, eso es algo que no tiene precio y te hace sentir tan bien que querrás repetirlo.

Previous De la pantalla al guardarropa
Next ¿Audífonos para ver?